Blog

Tipos de operaciones de pecho

Tipos de operaciones de pecho: ¿cuál es la tuya?

admin |
|
No hay comentarios
 | Blog

Comparte este post, elige tu plataforma

Las operaciones de pecho son una de las intervenciones estéticas más demandas a nivel mundial. Pero antes de tomar esta decisión, es importante saber que no existe una única modalidad, sino que podemos encontrar diferentes tipos de operaciones de pecho. Estas se distinguen principalmente en función del resultado que se quiere lograr, aunque no es el único factor a tener en cuenta.

Tipos de operaciones de pecho

Pese a que la operación de pecho más conocida es el aumento, no todas las intervenciones en esta zona están enfocadas a conseguir este resultado. En concreto, podemos encontrar 4 tipos de operaciones de pecho principales:

Aumento de pecho

También conocido como mamoplastia, su finalidad es incrementar el tamaño de los senos mediante la colocación de implantes debajo de los músculos del tórax o del tejido mamario.

Mastopexia

Consiste en la elevación de las mamas, proceso que también conlleva la mejora de la forma. Por regla general, este tipo de intervención suele tener unos tiempos de recuperación breves y el resultado es visible en poco tiempo.

Mamoplastia de reducción

Este procedimiento está pensado para reducir el tamaño del busto extrayendo la grasa y el tejido mamario. Este tipo de operación es frecuente en mujeres con problemas de espalda con el objetivo de lograr una mejora en la calidad de vida. No obstante, cada vez se está más extendiendo entre población masculina que busca una mejora estética de su zona pectoral.

Ginecomastia

Es más frecuente en hombres y, a diferencia de la reducción de pecho, además de la grasa, también se elimina el tejido glandular de la mama, logrando una mejora estética en el pezón.

La cicatriz, uno de los aspectos a tener en cuenta en todos los tipos de operaciones de pecho

La cuestión de la cicatriz suele ser una de las preocupaciones más habituales de las personas que se están planteando someterse a este tipo de intervenciones, especialmente en los aumentos de pecho. A ese respecto, dependiendo de la técnica, se obtendrá un resultado u otro.

Tipos de cicatriz más comunes

Cicatriz axilar: es la que más recomiendan los expertos y se caracteriza por estar localizada en la axila, por lo que no es visible a menos que se levante totalmente el brazo, e incluso en ese caso puede pasar por un pliegue normal de la propia axila. En un primer momento, la cicatriz puede resultar algo tirante, pero puede resolverse con ejercicios de estiramiento en las semanas posteriores a la intervención. Su único problema es que no es recomendable realizar reintervenciones por esta vía.
Cicatriz submamaria: se localiza bajo la mama, concretamente en el surco submamario. Pese a la popularidad de este método y a que el resultado a nivel estético suele ser bueno, se corre el riesgo de originar una cicatriz hipertrófica o queloidea. Así mismo, en procesos de reintervención o al quitar el implante, es posible que la posición de la mama se modifique y la cicatriz quede a la vista.
Cicatriz aureolar: la que se encuentra en la parte inferior del límite de la aureola. Suele ser bastante discreta e incluso puede pigmentarse para disimularse aún más. Sin embargo, algunos estudios apuntan a que puede causar contractura capsular a largo plazo, por lo que es preferible utilizar este método en casos de mama tuberosa, en la que la intervención se basa principalmente en reducir la aureola, y no en otros.

Otras consideraciones en los tipos de operaciones de pecho: implantes y posoperatorio

Además de estas cuestiones, es importante tener en cuenta otros factores. Un ejemplo es la calidad de los implantes en el caso del aumento de pecho, pues no todos son iguales ni duran el mismo tiempo. Así mismo, puede que existan particularidades en tu caso, que hagan más indicado llevar a cabo el procedimiento de una manera u otra.

Respecto al periodo posoperatorio, lo habitual es que no se complique en ninguna de las intervenciones, siendo la principal indicación la de mantener reposo y no realizar ningún tipo de actividad física. Por otro lado, y a nivel de cuidados, cada tipo de operación tendrá los suyos propios, por ejemplo, en el caso del aumento tan solo será necesario llevar un sujetador posquirúrgico con apertura delantera que ayude a mantener la postura.

Las soluciones HCB Hospitales

En HCB Hospitales estamos comprometidos con la salud, y eso incluye que te sientas bien con tu aspecto y con cómo te ves. Es por ello que ponemos a tu disposición al mejor equipo de profesionales en medicina estética y los últimos avances en tecnología médica, lo cual incluye el mejor material e implantes del mercado.
Por otro lado, creemos que antes de realizar cualquier tipo de intervención lo ideal es informarse. Por eso, si tienes alguna pregunta sobre este tipo de intervenciones, no dudes en consultarnos, estaremos encantados de responder todas tus dudas.

Post relacionados

Patient care

This site is registered on wpml.org as a development site.