Blog

Dieta para pacientes con cáncer de mama - HCB

Recomendaciones para una dieta correcta en pacientes con cáncer de mama

admin |
|
No hay comentarios
 | Blog

Comparte este post, elige tu plataforma

El 19 de octubre se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama. Su objetivo es concienciar a todas las mujeres de lo importante que es acudir a controles y obtener diagnósticos y tratamientos apropiados.

Además de en ese día señalado, en HCB Hospitales hacemos constantemente hincapié en la importancia que tiene la prevención del cáncer de mama con exámenes periódicos de detección y autoexámenes, para identificar cualquier cambio en los pechos que merezca atención médica.

En caso de recibir un diagnóstico que confirme la presencia de este tipo de cáncer, además de ver las pautas a seguir, tratamientos y otras directrices que pueden ofrecer nuestros oncólogos especialistas, también se deriva al paciente normalmente al área de Nutrición y Dietética.

Una buena alimentación para pacientes con cáncer de mama es muy importante, para controlar los efectos secundarios, así como también para conseguir una recuperación más rápida y, en general, para mejorar todo lo posible su calidad de vida.

De esta forma, conociendo las características del paciente y del tratamiento asociado, es posible establecer pautas alimenticias recomendables e incluso una dieta específica para sus necesidades.

¿Por qué es importante una dieta correcta con cáncer de mama?

Obviamente una dieta saludable es recomendable para todo el mundo. No obstante, en el caso de pacientes con cáncer de mama cobra especial relevancia, sobre todo durante su tratamiento.

En la práctica hay muchos tratamientos válidos contra el cáncer de mama, pero en todos ellos la alimentación es un factor aliado que debemos aprovechar.

Con una dieta correcta durante el tratamiento de mama, podremos aprovechar las siguientes ventajas:

  • Tener más energía y sentirse con más fuerza (tanto a nivel físico como psicológico).
  • Prevenir o reducir tanto la posible pérdida como ganancia de peso.
  • Afrontar mejor los efectos secundarios del tratamiento.
  • Reducir el riesgo de otras enfermedades y mantener la salud óptima para el tratamiento.
  • Evitar sufrir deshidratación.
  • Acelerar la recuperación tras una intervención quirúrgica.

Consejos para una correcta dieta para paciente con cáncer de mama durante el tratamiento

Es importante recalcar que cada paciente requiere un seguimiento nutricional específico, tanto antes del tratamiento como durante el mismo y, también, en función de cómo su cuerpo responda a dicha dieta, para poder aplicar las variables necesarias.

En cualquier caso, sí podemos establecer pautas generales que van a servir a la mayoría de pacientes de cáncer de mama, al menos para las fases iniciales del tratamiento.

Posteriormente, un trabajo conjunto de oncología y dietética ayudará a especificar mejor la tipología y cantidad de comida más apropiada.

Estos son algunos útiles consejos generales para una dieta correcta para pacientes con cáncer de mama:

  • Organiza tu dieta en 5 o 6 comidas diarias, respetando siempre los horarios de preferencia e intentando que no pasen más de 3 horas entre una y otra.
  • Emplaza tus comidas favoritas a los días que no tienes tratamiento, para relacionarlas con situaciones más agradables.
  • Es preferible comer porciones pequeñas, pero que tengan un elevado contenido nutricional.
  • En los platos que cocines, opta por técnicas sencillas como al vapor o el horno y evita fritos y parrilla.
  • Aumenta la ingesta de pescados y aves, al mismo tiempo que reduces el de carnes rojas.
  • Es importante incluir en la dieta diaria fruta, verduras y hortalizas.
  • La hidratación es clave. La media de agua que necesita una persona al día es normalmente de 2 litros.
  • Intenta comer siempre en ambientes tranquilos y agradables, que te ayuden a hacerlo pausadamente y sin prisas.

Preguntas frecuentes sobre la dieta con cáncer de mama

El cáncer de mama provoca muchísimas dudas e inquietudes. Es importante solicitar información especializada al equipo de oncología que trate cada caso, para obtener datos exactos, fiables y útiles.

En relación a la dieta también pueden ayudar los expertos en dietética y nutrición. De todas formas, estas son algunas preguntas frecuentes relacionadas que podemos responder a continuación:

¿Cómo puede una dieta equilibrada y específica ayudar a las pacientes con cáncer de mama durante su tratamiento y recuperación?

Mantener una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable no solo ayuda a la prevención, si no que mejora la respuesta a los tratamientos, la recuperación del organismo y mejora la calidad de vida.

No existe un “superalimento” que contenga todos los nutrientes necesarios, por ello la mejor opción es seguir una dieta variada y equilibrada con el fin de evitar carencias nutricionales. Cada alimento nos proporciona unos nutrientes diferentes.

Los hidratos de carbono, son fuentes de energía. Estos se dividen en simples y complejos. Los primeros los encontramos en frutas, verduras, hortalizas, lácteos y productos refinados,  estos últimos menos recomendados como panes blancos y dulces. Los hidratos complejos son los más recomendables y se encuentran en legumbres, frutas, verduras, tubérculos, panes y cereales integrales.

Las proteínas, cumplen funciones estructurales, conforman y reparan células, tejidos y órganos. En situaciones especiales pueden ser usadas como fuente de energía. Podemos encontrar proteínas de alta calidad en pescados, carnes magras, lácteos, huevos y legumbres.

Las grasas, tienen funciones estructurales y energéticas. Es importante distinguir entre las grasas saturadas, menos saludables y las grasas insaturadas, más saludables. Las principales fuentes donde encontrar gasas saludables son: aceite de oliva virgen, frutos secos, aguacate y pescados azules como el salmón.

Las vitaminas y los minerales, cumplen las funciones estructurales y reguladoras al mismo tiempo que controlan las reacciones químicas del organismo. Estas las encontramos en los productos vegetales como frutas verduras y hortalizas. Aunque también podemos encontrarlas en carnes, pescados, lácteos o huevos en menor cantidad.

¿Hay alguna dieta que cure el cáncer?

No existe una dieta “milagrosa” que cure o prevenga el cáncer. Pero sí se constata la relación entre una dieta saludable y nutricionalmente óptima con un sistema inmunitario más fuerte y una mayor resistencia a tratamientos como los que se requieren contra el cáncer de mama.

Una de las mejor valoradas es la dieta mediterránea, por su variedad de verduras y su equilibrado nivel de carbohidratos en prácticamente todos los platos.

¿Por qué son beneficiosas las grasas omega 3 y omega 6?

Las grasas omega 3 y omega 6 son las denominadas “saludables”. Derivan de ácidos grasos esenciales que necesita nuestro cuerpo.

Ofrecen muchos beneficios para nuestro organismo y varios estudios confirman que ayudan a reducir la probabilidad de sufrir cáncer.

¿Por qué se desaconsejan las grasas animales?

Hay una relación directa entre sobrepeso u obesidad y el desarrollo de distintos tipos de cáncer, entre los que se encuentra el de mama.

Las grasas animales tienen una alta concentración de estrógenos y pueden aumentar el riesgo de padecer estas y otras enfermedades.

¿Hay alimentos que debo evitar con cáncer de mama?

A la hora de establecer una dieta correcta con cáncer de mama, es más importante lo que se incluye en ella que lo que se excluye, que sobre todo vendrá condicionado por las características físicas de cada paciente.

No debe ser la misma dieta la de un paciente que necesita bajar de peso, que la de otro que sufre problemas durante el proceso intestinal derivados del tratamiento. Un nutricionista especializado es quien mejor puede pautar qué alimentos son más recomendables que otros.

¿Cuáles con las consideraciones especiales que se recomiendan para ayudar al sistema inmunológico de las pacientes con cáncer de mama?

Como ya hemos comentado anteriormente no hay ningún alimento o producto que por sí solo pueda curar el cáncer o fortalecer como tal el sistema inmune. Sí hay estudios que confirman que llevar a cabo una dieta equilibrada y saludable ayudar a mantener un sistema inmunológico “bien nutrido” y preparado.

Durante los tratamientos oncológicos los pacientes pueden sufrir algunos periodos de inmunodepresión. En estos casos es importante:

  • Mantener la limpieza: lavarse las manos antes y después de preparar los alimentos, lavar y desinfectar las superficies y los materiales usados para la preparación de alimentos.
  • Separar alimentos crudos y cocinados.
  • Cocinar complemente los alimentos especialmente carne, huevos y pescado.
  • Refrigerar los alimentos lo antes posible, evitando mantenerlos a temperatura ambiente.

 

Y lo mejor de todo, insistimos, es prevenir y actuar a tiempo ante el cáncer de mama. Consulta en HCB Hospitales los servicios de exámenes periódicos que puedes aprovechar para tener la atención médica que necesitas.

Post relacionados

Play Video
This site is registered on wpml.org as a development site.