Blog

Cómo evitar el dolor al tener relaciones

Cómo evitar el dolor al tener relaciones: tratamientos para la dispareunia

admin |
|
No hay comentarios
 | Blogg

Comparte este post, elige tu plataforma

El dolor al tener relaciones, conocido en términos médicos como dispareunia, es un problema bastante común a día de hoy, pero sigue siendo un tema tabú para muchas mujeres.

Se estima que alrededor del 20% de las mujeres lo padecen, existiendo dos periodos en los que se produce con mayor frecuencia: entre los 20 y los 29 años y durante la menopausia. Habitualmente, no es un problema grave y puede solucionarse rápidamente mediante varios tratamientos con los que volverás a recuperar la calidad de las relaciones sexuales.

¿Qué produce el dolor al tener relaciones?

El principal síntoma asociado a la dispareunia es la sensación de dolor durante, justo antes o después de tener relaciones íntimas.

Las causas pueden ser diversas e ir desde patologías en el aparato reproductor hasta preocupaciones, ansiedad o problemas relacionados con el plano psicológico. Es por ello que, acudir a un profesional que dé con la causa y centre el tratamiento en la dirección correcta será clave para poder eliminar totalmente esta problemática.

Este dolor durante las relaciones varía, pudiendo ser más intenso al comienzo de la penetración o volviéndose más incisivo a medida que se va produciendo el coito. Algunas mujeres llegan incluso a experimentar dolor horas después de haber mantenido relaciones sexuales.

Así mismo, el dolor puede llegar a manifestarse en otros contextos, como al colocarse el tampón. Muchas veces, la sensación es definida como un dolor intenso, una sensación de ardor o molestia, así como un dolor punzante.

En el caso de que el dolor se presente al comienzo de las relaciones, las causas más comunes son:

  • Falta de lubricación puntual o debida a problemas hormonales.
  • Lesiones, traumatismos o irritación de la zona.
  • Vaginismo.
  • Problemas de nacimiento, como agenesia vaginal o imperforación del himen.
  • Inflamación, infecciones o trastornos en la piel.

No obstante, aunque estas sean algunas de las causas más comunes, la dispareunia también podría indicar la presencia de ciertas patologías o afecciones más graves como la endometriosis, fibromas uterinos, disfunción del suelo pélvico o haber sufrido un prolapso uterino, entre otras.

Formas de prevenir el dolor al tener relaciones

Dependiendo de las causas, existen diferentes formas para prevenir el dolor al tener relaciones sexuales. Una de las más sencillas será actuar sobre la falta de lubricación. Esta podría solucionarse aumentando la estimulación antes de mantener relaciones o aplicando un gel lubricante. Ambas suelen ayudar enormemente, sobre todo en casos en los que no sea necesaria una terapia hormonal por haber empezado el proceso de menopausia.

¿Cómo solucionar la dispareunia si la causa del dolor es psicológica?

Por otro lado, si la causa del dolor es psicológica, el problema no remitirá hasta solucionar el estrés, la ansiedad o trabajar sobre el factor emocional que lo esté causando. En este caso, lo ideal es acudir a un psicólogo tras confirmar mediante una revisión con el ginecólogo que el problema no es de carácter médico.

En caso de que quieras tratar de solucionar tú misma los problemas relacionados con el estrés o la ansiedad, puedes probar a implementar una rutina deportiva en tu día a día, no prescindir de tus momentos de ocio y practicar la meditación mindfulness..

Por último, los ejercicios enfocados a fomentar la relajación vaginal y a fortalecer el suelo pélvico también tienen unos excelentes resultados a la hora de reducir el dolor al tener relaciones.

Tratamientos para la dispareunia

Respecto a los tratamientos de la dispareunia propiamente dichos, podemos encontrar desde tratamientos farmacológicos para tratar infecciones, hasta medicamentos para aumentar la lubricación.

No obstante, en el primer caso, será necesario conocer la causa exacta que está provocando y manteniendo el problema. Respecto al segundo caso, los medicamentos para aumentar la lubricación suelen tener efectos secundarios o adversos, por lo que es recomendable tratar de buscar otro tipo de soluciones antes.

El láser CO2 como tratamiento para la dispareunia

Por último, el tratamiento de la dispareunia que más resultados positivos está logrando a la hora de tratar el dolor en las relaciones es el láser CO2. En este sentido, tanto los estudios al respecto, como las pacientes a las que se ha preguntado, indican una diferencia muy significativa en la calidad de sus relaciones sexuales antes de iniciar el tratamiento y tras completarlo.

La aplicación del láser CO2 se realiza de manera ambulatoria, sin necesidad de anestesia y no tiene efectos secundarios asociados.

Su funcionamiento se basa en la estimulación de la creación de colágeno, logrando rejuvenecer las zonas en las que es aplicado. Por otra parte, sus beneficios también son el de restaurar el pH vaginal, recuperar su tono y elasticidad, así como reforzar el tejido que rodea a la uretra.

Dados sus beneficios y la falta de efectos secundarios, sin duda este se posiciona como uno de los mejores tratamientos contra la dispareunia o el dolor al mantener relaciones sexuales.

En HCB Hospitales tenemos como objetivo mejorar la salud y la calidad de vida de nuestros pacientes, lo cual incluye también el ámbito de las relaciones íntimas. Para ello, contamos con la mejor tecnología y el mejor equipo médico especializado en ginecología y formado internacionalmente.

Si crees que podemos ayudarte a recuperar la satisfacción en tus relaciones, no dudes en consultarnos, estaremos encantados de ayudarte y de resolver todas tus posibles dudas.

Post relacionados

Atención al paciente

Pasientbehandling

This site is registered on wpml.org as a development site.