Blog

Dieta de verano

Dieta de verano: alimentos y consejos para comer saludablemente

admin |
|
No hay comentarios
 | Blog

Comparte este post, elige tu plataforma

El verano es una ocasión ideal para cuidar nuestra salud: comer de forma más saludable e incluso adelgazar. Pese a ser una época del año en la que normalmente se afronta un ligero aumento de peso, con las pautas adecuadas y ciertos cambios en los hábitos alimenticios, podemos conseguir el efecto contrario.

Obviamente lo ideal es mantener una dieta equilibrada todo el año. Para ello, nuestro equipo de profesionales de la Unidad de Nutrición y Dietética de HCB Hospitales ofrece, entre otros servicios, pautas alimenticias que permiten disfrutar de un peso óptimo a cada paciente.

No obstante, en verano tenemos más oportunidades de las que pensamos para seguir una dieta saludable e incluso de adelgazamiento. Te ofrecemos algunos sencillos consejos que puedes poner en práctica:

Escoge alimentos de verano con los que mantener tu hidratación

En los meses más calurosos del año, la hidratación es más importante que nunca. Por descontado, el consumo de agua es clave en este sentido.

Aumenta el consumo de agua

Una persona debería beber aproximadamente 2 litros de agua al día. Pero en verano la pérdida de hidratación es progresiva de acuerdo a la temperatura que hace o a si estamos expuestos a la incidencia del sol, sudamos más, etc.

Por tanto, no dudes en aumentar lo necesario tu consumo de agua y, como alternativa, escoge bebidas refrescantes no calóricas, como agua con limón o refrescos sin azúcar ni gas.

Melón, sandía o tomates, tus aliados para hidratarte

Además, tenemos a nuestro alcance alimentos de verano que tienen un alto contenido en agua, ideales para hidratarse durante estos meses.

El melón, la sandía y las uvas son frutas ricas en agua y en otros nutrientes que nos pueden ayudar a mantener una salud de hierro, al mismo tiempo que aumentan nuestra hidratación.

También son recomendables los tomates, los pepinos o incluso el agua de coco, muy útil además para reponer líquidos sobre todo tras hacer deporte.

Dieta de verano

Ensaladas, las protagonistas de una dieta de verano

En verano las altas temperaturas nos motivan a reorientar nuestras preferencias alimenticias hacia propuestas más frescas.

Aquí las ensaladas tienen el protagonismo indiscutible, entre otras cosas también porque estos meses disponemos de una mayor variedad de verduras y hortalizas que podemos aprovechar.

No obstante, en cualquier dieta de verano los nutricionistas recomiendan complementar las verduras propias de una ensalada con otros alimentos, que nos ayuden a obtener las proteínas y otros nutrientes adecuados para nuestra salud.

Una ensalada con trocitos de pollo o de pavo es una opción saludable, apetecible por su sabor y que nos ayudará a saciar nuestro apetito

Piensa en la variedad de opciones de ensaladas que puedes hacer, llenas de ingredientes nutritivos como las diferentes hojas verdes (espinacas, rúcula, escarola, berros, endivia), verduras crudas (zanahoria, pepino, cebolla, rabanitos), legumbres (Garbanzos, lentejas, alubias, habas, guisantes), los frutos secos (nueces, almendras, avellanas, pistachos), encurtidos (pepinillo, cebolletas, piparras) sin olvidar la proteína (Huevo, pollo, salmón, sardinas, atún)

Además, a la hora de elegir el aliño, te recomendamos aceite de oliva virgen extra, una riquísima fuente de polifenoles, grasas buenas y antioxidantes. Otras opciones pueden ser combinaciones con limón, mostaza, especias o hierbas como romero tomillo, albahaca, cilantro, menta.

En la dieta de verano escoge pescado antes que carne

Por lo general el pescado ocupa un lugar menos destacable en nuestra dieta que otras opciones como la carne, pero en verano podemos revertir esta situación.

Sobre todo en las cenas de verano el pescado es perfecto porque se digiere mejor que la carne y también por su aporte en proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos que son beneficiosos para nuestra salud cardiovascular.

Lo más recomendable son los pescados de temporada, por su aporte nutricional y por ser más apetecibles estos meses como son el atún rojo, las caballas, los salmonetes, las anchoas y las sardinas. Estos son ricos en grasa saludables y omega 3.

Recuerda además que la preparación de estos alimentos es importante para conseguir un plato saludable. En lugar de frituras o rebozados, es preferible consumirlos cocidos, hervidos, al vapor o al horno.

Recuerda también en verano mantener una dieta equilibrada y saludable

Una de las bases de casi cualquier dieta elaborada por nutricionistas profesionales es mantener una dieta equilibrada y saciante, que en verano también se debe respetar. ¿Conoces el método del plato? Este sistema es muy sencillo, nuestras nutricionistas basan sus consultas en este método.

Es un sistema muy sencillo que te permitirá contar con todos los grupos de alimentos en cada una de tus comidas. Además es muy fácil de adaptar a tus gustos y preferencias.

En verano es muy fácil que se presente la ocasión de algún extra como una cena con amigos, un helado después de comer…. Disfrútalos y olvídate de compensarlo en las siguientes tomas.

Excursiones y barbacoas saludables durante el verano

El buen tiempo incentiva a salir a disfrutar de la playa, la montaña o incluso de estar con amigos y familiares en torno a una barbacoa en el jardín o la terraza.

Lo más positivo de estas acciones es que propician un movimiento continuo, a diferencia de estar sentados en casa.

La parte negativa la representan las bebidas y comidas que se consumen en estas actividades. Pero es algo que podemos cambiar.

Reinventa tu propia barbacoa. Cocina carnes y pescados de calidad y llena la parrilla con verduras asadas de todos los colores, en lugar de carnes rojas y ricas en grasas no saludables. Para estas ocasiones podemos optar por brochetas de pollo con verduras o pinchos morunos de pavo. Son alternativas también deliciosas y mucho más saludables.

Lo ideal es también prescindir del alcohol. Las bebidas alcohólicas son de hecho una importante fuente de calorías vacías. Como alternativa a ellas puedes escoger agua saborizada con una rodajas de limón o fruta, zumos de frutas o de verduras que incluso puedes preparar en casa y que, con un par de cubitos de hielo, son una bebida refrescante y nutritiva.

En verano aprovecha para moverte

En cualquier servicio nutricionista la dieta para adelgazar siempre viene acompañada de la recomendación de hacer ejercicio de forma regular.

Verano es una época perfecta para moverte más, aprovechando el buen tiempo o unas vacaciones en un lugar distinto al de la residencia habitual.

Da igual si disfrutas de agradables paseos o si haces un ejercicio activo más exigente. Lo importante es moverse durante esta época, siempre manteniendo la hidratación y, por descontado, con una dieta compatible y equilibrada.

Te recordamos también que la dieta y el ejercicio son pautas para adelgazar y mantener un estado físico saludable, pero que también pueden complementarse con tratamientos médicos apropiados.

En estos casos la Unidad de la Obesidad HCB cuenta con cirujanos expertos para pacientes que requieran cualquier tratamiento de cirugía bariátrica.

Además de estos consejos para una dieta de verano, si quieres mantener todo el año un peso saludable o actuar de forma efectiva contra un problema de sobrepeso u obesidad, acude a tu centro HCB Hospitales más cercano y déjate guiar por profesionales expertos, que te ayudarán de forma personalizada con el tratamiento que más te favorezca.

Post relacionados

Play Video