Blog

Todo lo que necesitas saber sobre la operación de Otoplastia (cirugía de orejas)

Alvaro de Sande |
|
No hay comentarios
 | Blog

Comparte este post, elige tu plataforma

La otoplastia, también conocida como cirugía de orejas, es un procedimiento quirúrgico diseñado para corregir la forma, el tamaño o la posición de las orejas. Este tratamiento, llevado a cabo por cirujanos plásticos especializados en la Unidad de Cirugía Plástica y Medicina Estética de HCB Hospitales, ofrece soluciones para problemas como orejas prominentes, desfiguradas o las comúnmente denominadas “orejas de soplillo”.

En este artículo conocerás todo sobre la operación de Otoplastia en HCB Hospitales.

¿Quién puede someterse a una Otoplastia?

La Otoplastia es adecuada tanto para niños como para adultos que presentan orejas prominentes o salidas. En los niños, se recomienda a partir de los cinco años, cuando las orejas han alcanzado casi su tamaño completo. Para los adultos, cualquier persona en buen estado de salud puede considerar esta cirugía.

Planificación de la cirugía

Durante la consulta inicial, el cirujano plástico evaluará la estructura de las orejas y el estado general de salud del paciente. Es fundamental informar al especialista sobre cualquier medicación que se esté tomando o alergias conocidas. 

El cirujano proporcionará al paciente información detallada sobre la intervención, la anestesia y los posibles riesgos, así como instrucciones precisas sobre cómo prepararse para la cirugía.

El procedimiento quirúrgico

La otoplastia puede durar entre una y dos horas, dependiendo de la complejidad del caso. Se realiza bajo anestesia local, con incisiones generalmente ubicadas detrás de las orejas, en los pliegues naturales, para minimizar las cicatrices visibles. 

A través de estas incisiones, se remodela el cartílago de la oreja para lograr la forma deseada. En algunos casos, también se elimina el exceso de piel y cartílago. Las incisiones se cierran con suturas finas para asegurar una cicatrización adecuada.

Proceso postoperatorio y recuperación

Tras la cirugía, es esencial seguir las indicaciones del especialista para asegurar una recuperación óptima. Se colocarán vendajes alrededor de las orejas para mantenerlas en su nueva posición y protegerlas durante la fase inicial de recuperación. Estos vendajes generalmente se retiran después de una semana.

Durante la primera semana, es recomendable evitar actividades que puedan doblar o golpear las orejas. La mayoría de los pacientes pueden regresar a sus actividades normales, trabajo o escuela tras los primeros siete días.

Resultados permanentes y naturales

Las cicatrices de la otoplastia suelen ser mínimas y están bien ocultas detrás de las orejas. Con el tiempo, estas cicatrices se vuelven casi invisibles. Los resultados de la otoplastia son permanentes, proporcionando una apariencia más natural y equilibrada de las orejas, lo que puede mejorar significativamente la confianza y autoestima del paciente.

 

 

Post relacionados