Blog

Cómo evitar la otits

La otitis externa, el principal problema de los oídos en verano

admin |
|
No hay comentarios
 | Blog

Comparte este post, elige tu plataforma

La otitis es una inflamación del oído, normalmente provocada por una infección. Según la zona del oído afectada, puede ser de un tipo u otro pero casi siempre comparten síntomas como el dolor intenso y la pérdida de audición. Aun así, cada tipo de otitis tiene su tratamiento, por eso es tan importante consultar con el especialista.

La Dra. Angeles Fortea, especialista en Otorrinolaringología de Hospital Clínica Benidorm, habla sobre la Otitis más frecuente del verano, la Otitis externa, y nos ayuda a prevenirla con unos sencillos consejos.

En verano, la otitis que más se ve en las consultas de Urgencias y del especialista en Otorrinolaringología es la otitis externa, asociada a los baños frecuentes en piscinas, playas o pantanos. En cambio, en invierno suelen ser más frecuentes las otitis medias, que se asocian a infecciones por virus o por bacterias.

El exceso de humedad favorece las infecciones del oído, sobre todo en el caso de las piscinas por los tratamientos químicos que reciben y que terminan irritando la piel del oído. Por eso, hay que empezar por aprender a secarse bien los oídos con la toalla después de cada baño.

En esta línea, la Dra. Angeles Fortea nos da las siguientes recomendaciones para tratar de evitar la Otitis externa:

  • Una de las causas principales de este tipo de otitis es la sobrexposición de los niños, también de los adultos, a la humedad en los oídos tras largas horas en el agua. Por eso, es muy importante aprender a secarse bien los oídos con la toalla después de cada baño.
  • En el caso de los adultos, y también de algunos niños, el ‘exceso de limpieza’, es otro factor de riesgo. El oído contiene pelos y glándulas  que producen cerumen que actúa como barrera protectora frente a las infecciones, como una defensa natural.
  • Está muy extendido el lavarse los oídos de forma enérgica en la ducha cuando lo único que se debe hacer durante la ducha es pasar un poco el dedo con agua jabonosa y no limpiar el oído más allá de donde llega el dedo.
  • Los bastoncillos de algodón para limpiar la cera están totalmente desaconsejados. El cerumen del oído es una mezcla de sustancias que nuestro cuerpo produce para evitar la entrada de agentes externos, como polvo e incluso insectos. Esta cera va saliendo hacia el exterior y se retira simplemente con el dedo y el agua de la ducha. Los bastoncillos en realidad quitan la parte de fuera y, al mismo tiempo empujan restos de algodón hacia el interior del conducto auricular.
  • Si se usan habitualmente auriculares, hay que limpiarlos periódicamente siguiendo las instrucciones del fabricante. Y, en cualquier caso ante un dolor o molestias de oído, evitar su uso y acudir a un especialista.

Qué hacer en caso de otitis

Si tenemos dolor de oído o lo notamos taponado, lo mejor es consultar con un especialista. El Otorrino puede realizar una limpieza más profunda y cuidadosa del oído y descartar patologías que predispongan a sufrir otitis, como por ejemplo el eczema ótico.

Una vez el Otorrino compruebe que no existen lesiones internas, puede recomendarnos agua oxigenada o algún tipo de preparado para evitar las otitis.  En el caso de que se diagnostique la otitis externa, el tratamiento se basa en poner unas gotas tópicas con antibiótico, así como insistir en evitar la entrada de agua en el oído. Si se trata de una otitis media, se suelen recomendar antibióticos por vía oral.

 

Post relacionados

Atención al paciente

Play Video
This site is registered on wpml.org as a development site.